Estilos

En esta sección podrá buscar entre todos nuestros contenidos a través de las diferentes etapas de nuestra historia del arte, barroco, gótico, mudéjar... y un largo etc, en España.

Picasso. «Guernica» Modernismo y vanguardias Nuevos aires de modernidad surgen con el cambio de siglo. Una actitud diferente, más libre, ante el arte y la vida, identifica la sensibilidad estética de este momento.

Temas

En esta sección podrá buscar entre todos nuestros contenidos a través de las diferentes temáticas disponibles, museos, rutas, destinos, monumentos,... y un largo etc, en España.

Públicos

En esta sección podrá acceder a todos los contenidos de forma personalizada, en función de sus intereses concretos y de su perfil sociodemográfico.

Comunidades Autónomas

En esta sección podrá acceder a los contenidos de cada Comunidad Autónoma, mediante la navegación a través de mapas.

Camino del Cid. Cuarto tramo

Esta parte de la ruta del Camino del Cid nos descubrirá el escenario de la principal gesta del Cid: la conquista del reino de Valencia. Pasa por las provincias de Teruel, Castellón y Valencia. Desde el punto inicial –Cella- hasta el final -la ciudad de Valencia- son 245 kilómetros de senderos, o bien 228 kilómetros por carretera. Un viaje tranquilo requerirá unas 12 jornadas a los caminantes, cinco a los ciclistas y tres días para los conductores. Para informarse bien de todas las actividades que se pueden hacer, lo mejor es acudir a las oficinas de turismo de cada lugar.

Además, existen otros dos itinerarios circulares alternativos: los anillos del Maestrazgo y de Morella. El primero recorre la comarca del Maestrazgo, entre las localidades de Rubielos de Mora (Teruel) y Montanejos (Castellón); y el segundo nace en La Iglesuela del Cid y pasa por Morella. También hallará el ramal de Castellón, entre Sagunto y Castellón de la Plana: un trayecto de 48 kilómetros que sigue la línea defensiva creada por el Cid a lo largo de la costa mediterránea para proteger la ciudad de Valencia.

Lugares destacados
Desde Cella iniciaremos un recorrido que nos llevará por villas históricas y localidades de encanto medieval. Una parada imprescindible es Teruel, para ver su conjunto de arquitectura mudéjar, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, con sus bellas torres e iglesias. También hay que conocer el castillo y el casco histórico de Mora de Rubielos. La población vecina de Rubielos de Mora es otro punto de interés, sobre todo, por sus pintorescas casas solariegas y su arquitectura religiosa.

Más adelante, podemos detenernos en Montanejos, para disfrutar de sus aguas termales y su entorno natural; y en Jérica, una de las localidades levantinas conquistadas por El Cid. Todavía antes de llegar a Valencia, final de este tramo, nos quedarán un par de paradas por hacer: Segorbe, con su catedral, sus murallas y su casco antiguo; y Sagunto, donde sobresalen el recinto del castillo y el teatro romano.
 

spain is culture