Estilos

En esta sección podrá buscar entre todos nuestros contenidos a través de las diferentes etapas de nuestra historia del arte, barroco, gótico, mudéjar... y un largo etc, en España.

Picasso. «Guernica» Modernismo y vanguardias Nuevos aires de modernidad surgen con el cambio de siglo. Una actitud diferente, más libre, ante el arte y la vida, identifica la sensibilidad estética de este momento.

Temas

En esta sección podrá buscar entre todos nuestros contenidos a través de las diferentes temáticas disponibles, museos, rutas, destinos, monumentos,... y un largo etc, en España.

Públicos

En esta sección podrá acceder a todos los contenidos de forma personalizada, en función de sus intereses concretos y de su perfil sociodemográfico.

Comunidades Autónomas

En esta sección podrá acceder a los contenidos de cada Comunidad Autónoma, mediante la navegación a través de mapas.

Un paseo evocador por los Jardines de Aranjuez

  • Fuente de Apolo, Jardín de la Isla, Aranjuez © Turespaña

    Fuente de Apolo, Jardín de la Isla, Aranjuez © Turespaña

  • Fuente de Hércules, Jardín del Parterre, Aranjuez © Turespaña

    Fuente de Hércules, Jardín del Parterre, Aranjuez © Turespaña

  • Fuente de Diana, Jardín del Príncipe, Aranjuez © Turespaña

    Fuente de Diana, Jardín del Príncipe, Aranjuez © Turespaña

  • Tren de la Fresa © Museo del Ferrocarril

    Tren de la Fresa © Museo del Ferrocarril

  
  


"Situada en la fértil vega del río Tajo, y a menos de una hora de Madrid, se encuentra Aranjuez, lugar de descanso y recreo de la monarquía y la Corte española durante los siglos XVII y XVIII, cuyo paisaje ..."

Situada en la fértil vega del río Tajo, y a menos de una hora de Madrid, se encuentra Aranjuez, lugar de descanso y recreo de la monarquía y la Corte española durante los siglos XVII y XVIII, cuyo paisaje cultural ha sido declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. Sus jardines constituyen un inmenso espacio en el que arte y naturaleza se fusionan en armonía.

Pasear por esta Real Villa permite deleitarse con joyas monumentales como el Palacio Real y los jardines circundantes, como el jardín del Príncipe, el de la Isla y el del Parterre, que conforman un entramado de ensueño cuya belleza ha sido fuente de inspiración de artistas universales, como el maestro Joaquín Rodrigo, quizás la figura que mejor ha sabido interpretar las emociones que evoca el lugar en su famoso Concierto de Aranjuez.

El Jardín de la Isla

Junto al Palacio, y rodeado por la placidez de las aguas del Tajo, se extiende el Jardín de la Isla, considerado como el más importante y característico de la época de los Austrias (siglo XVI). Ninfas de mármol blanco adornan la escalinata por la que se accede a este fresco vergel, donde la reina Isabel II acostumbraba a pasear. Al despliegue de olores que desprende el boj y que impregna los senderos dispuestos en cuadrícula, le acompaña el rumor, saltarín y constante, de las fuentes y los pequeños saltos de agua. Un paseo por este jardín invita a perderse por los íntimos rincones ornamentados con esculturas mitológicas que embellecen todavía más esta sugerente isla.

El Jardín del Parterre

Una pequeña puerta enrejada introduce al visitante en el Jardín del Parterre, ubicado delante de la fachada del Palacio, y abre ante sus ojos un sinfín de caminos enmarcados por setos recortados en equilibrio geométrico, según cánones franceses de la época. Los senderos que recorren este espacio de recreo, testigos mudos de las correrías y los entresijos de los pasados monarcas, se adornan con jarrones de mármol, flores de vivos colores y hermosas fuentes, como la de Hércules y la de Ceres, alegóricas de la cultura clásica.

El Jardín del Príncipe

Para sosegar el espíritu, nada mejor que pasear por el Jardín del Príncipe, especialmente en el otoño, cuando el suelo de sus espaciosos senderos se asemeja a una alfombra de hojas en tonalidades amarillas y ocres. Sus 150 hectáreas son un paraíso de tranquilidad, diseñadas según la moda inglesa del XVIII, y conforman un paisaje sereno acompañado en todo momento por el rumor del Tajo. Este jardín cuenta con enormes espacios dedicados a las cacerías, que contrastan con los recoletos cenadores, que invitan al aislamiento y a la reflexión, acompañada por los cantos de mirlos y faisanes. Una gran variedad de árboles, fuentes, estanques y monumentos arquitectónicos como la Casa del Labrador, son otros de los muchos secretos que esconde este sorprendente, sugerente y extenso jardín.

Recorrer el trayecto, desde mayo hasta octubre, que une Madrid con el Real Sitio de Aranjuez, a bordo del Tren de la Fresa, ferrocarril de época, es un complemento de indudable belleza que hará aún más atractiva la visita al lugar.

Más información

spain is culture