Estilos

En esta sección podrá buscar entre todos nuestros contenidos a través de las diferentes etapas de nuestra historia del arte, barroco, gótico, mudéjar... y un largo etc, en España.

Picasso. «Guernica» Modernismo y vanguardias Nuevos aires de modernidad surgen con el cambio de siglo. Una actitud diferente, más libre, ante el arte y la vida, identifica la sensibilidad estética de este momento.

Temas

En esta sección podrá buscar entre todos nuestros contenidos a través de las diferentes temáticas disponibles, museos, rutas, destinos, monumentos,... y un largo etc, en España.

Públicos

En esta sección podrá acceder a todos los contenidos de forma personalizada, en función de sus intereses concretos y de su perfil sociodemográfico.

Comunidades Autónomas

En esta sección podrá acceder a los contenidos de cada Comunidad Autónoma, mediante la navegación a través de mapas.

Joan Miró, paso a paso

  • Fundación Joan Miró en Barcelona © Turespaña

    Fundación Joan Miró en Barcelona © Turespaña

  • Sala Joan Miró del Museo Centro de Arte Reina Sofía © Turespaña

    Sala Joan Miró del Museo Centro de Arte Reina Sofía © Turespaña

  • Mural del Palacio de Congresos de Madrid © Turespaña

    Mural del Palacio de Congresos de Madrid © Turespaña

  • Parque Joan Miró en Barcelona © Toniflap

    Parque Joan Miró en Barcelona © Toniflap

  
  


"“Yo pinto como si fuera andando por la calle. Recojo una perla o un mendrugo de pan; eso es lo que doy, lo que recojo”.  Con estas palabras Joan Miró resumía su manera de concebir el arte. ..."

“Yo pinto como si fuera andando por la calle. Recojo una perla o un mendrugo de pan; eso es lo que doy, lo que recojo”.  Con estas palabras Joan Miró resumía su manera de concebir el arte. Nosotros le seguimos por las ciudades de España que pisó durante sus noventa años de vida, unos caminos que le llevaron desde Barcelona hasta Palma de Mallorca, pasando por Mont-roig y Madrid. Proponemos un viaje en busca de su herencia artística, un recorrido repleto de emociones que se quedará clavado en su memoria.

Barcelona, primeros pasos

La capital catalana fue la ciudad que le vio nacer en 1893. Es también donde se formó y presentó su primera exposición individual. Nada más aterrizar, se encontrará una primera pincelada del artista en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat: el grandioso mural de cerámica que realizó para la Terminal 2.

Una vez instalado en Barcelona, dese una vuelta por el Parque Joan Miró, también conocido como el Parc de l’Escorxador.  Entre pinos, encinas y palmeras, sus cerca de 5 hectáreas de superficie están dedicadas al pintor catalán. Deténgase en “Mujer y Pájaro”, una impresionante escultura de 20 metros de altura que el propio Miró donó a su ciudad natal. También puede acercarse a la Biblioteca Pública Joan Miró, justo en el otro extremo del parque, un lugar acogedor rodeado de canales de agua. Tampoco olvide pasarse por Las Ramblas, uno de los puntos barceloneses más conocidos, para contemplar el pavimento del Pla de l’Os.

Tras este agradable paseo, llegamos al punto fuerte de la visita, la Fundación Joan Miró, en el Parque de Montjüic. Creada por el propio artista en el año 1975, cuenta con una exposición permanente compuesta de 10.000 piezas firmadas por él y otras tantas de otros nombres reconocidos dentro del panorama artístico. Contemple de cerca” El oro del azur” o “Estrella matinal”, no le dejarán indiferente.

Un último consejo antes de cambiar de destino: visite el cementerio de Montjüic, con vistas al mar, donde descansan los restos del pintor.

Mont-roig del Camp, un descanso en el camino

“Toda mi obra está concebida en Mont-roig”, llegó a reconocer el artista quien, en 1911, enfermó de fiebre tifoidea y viajó hasta esta pequeña localidad tarraconense para recuperarse. Allí se alojó en una masía que sus padres tenían. Tanto le marcó esta estancia que una de sus primeras obras, titulada precisamente “La masía”, está inspirada en dicho lugar, en su naturaleza y sus paisajes.

Si quiere saber lo que Joan Miró sintió en Mont-roig, no deje pasar la oportunidad de pasearse por esta población situada a tan solo 120 kilómetros de la ciudad de Barcelona. La ermita de la Mare de Déu de la Roca, la capilla de Sant Ramon y sus 12 kilómetros de playa le están esperando. Y como no, el Centre Miró, que alberga el conjunto de cuadros relacionados con esta localidad que pintó el catalán.

Palma de Mallorca, su taller

En 1956, Joan Miró se trasladó definitivamente a Palma. Allí pasó su madurez, se casó con Pilar Juncosa y falleció en el año 1983. No puede perderse la Fundació Pilar i Joan Miró, de la que forma parte el taller que mandó construir en la isla, el que siempre había imaginado. El edificio de la fundación fue diseñado por Rafael Moneo y alberga más de 6.000 obras del artista catalán. Si decide viajar en verano, recuerde que en sus jardines se celebran conciertos.

Y ya que está en Palma, aproveche para visitar algunos de sus monumentos más emblemáticos como la Catedral, el Castillo de Bellver, así como la Fundación Juan March o el Es Baluard, que también exhiben obras de Joan Miró. ¿Sabía que también puede alojarse en el primer y único hotel temático dedicado al artista? Es el Hotel Joan Miró Museum. Tanto las estancias como las zonas comunes están decoradas con obras del pintor.

Madrid, última parada

La última parada de este viaje nos lleva hasta Madrid. De visita obligada es el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, donde podrá disfrutar de obras como “La sonrisa de las alas flameantes”, “Siurana, el camino”; “Femme, Oiseau, Étolie (Homenatge a Pablo Picasso)” y “Hombre con pipa”, entre otras. También es imprescindible visitar el Espacio Miró de la Fundación Mapfre, dedicado al artista y con 65 de sus obras. Como último paso de este recorrido, el Palacio de Congresos de Madrid, cuya fachada principal muestra orgullosa el mural diseñado por Miró.

spain is culture